"La lectura del lugar nos permitió reconocer el valor patrimonial del paisaje": OPUS sobre la recuperación de la Plaza San Nicolás en Barranquilla

Ana María Pinzón

La Plaza San Nicolás es el primero de 5 espacios a intervenir en el proyecto de recuperación del Centro Histórico de Barranquilla. El equipo de OPUS habla sobre el paisaje como patrimonio, las consideraciones ecoeficientes y el trabajo interdisciplinario en obras de espacio público y paisajismo.

¿Cuál es el concepto clave del proyecto? ¿Surgió de una idea, del lugar, del usuario?

El nombre dado al proyecto en el concurso realizado por la SCA y el Ministerio de Cultura, enmarcado en el Plan Nacional de Recuperación de Centros Históricos fue “Centro Histórico de Barranquilla, renace con el agua”, un concepto que surgió de la lectura del lugar, la cual no solo nos permitió reconocer el valor patrimonial de su arquitectura, sino principalmente el valor de su paisaje como patrimonio cultural. Reconocimos en el agua, en el río Magdalena, los canales naturales y el mar, las razones del nacimiento de la ciudad de Barranquilla: estos elementos naturales fueron la base geográfica que condicionó los primeros asentamiento de la ciudad y su posterior desarrollo.

El proyecto propone, a partir de esta reflexión, un sistema de componentes que hablan y recuperan la relación cultural con el agua mediante una reinterpretación de los elementos culturales del río: las canoas, los planchones, los hangares de hidroaviones y la vegetación. Además, incorporamos y hacemos "visibles los procesos del agua” (1) en el proyecto, marcando por ejemplo con piedra de canto rodado el rastro por donde pasa el arroyo, evitando así construir una gran infraestructura que lo oculte. Diseñamos también estanques de retención y filtración de agua los cuales sirven para la regulación del caudal del arroyo en momentos de lluvias torrenciales, y disponemos de un estanque de almacenamiento de agua lluvia para el riego de la vegetación en tiempos de sequía.

Finalmente, reconocimos que gran parte de los problemas de los arroyos son producidos por la impermeabilización de los suelos urbanizados. Ante esta situación, el proyecto concibe amplias áreas verdes que permiten la filtración del agua, así como pavimentos permeables con adoquines percolantes y de granulometría disconitínua, que dejan filtrar la mayoría de sus agua al terreno, evitando aportar así más agua a los cuadales de los arroyos que atraviesan o pasan alrededor del proyecto.

Barranquilla tiene en sus canales naturales y el río, un gran potencial urbano y paisajístico, y esperamos que este proyecto sea entendido como una obra que reincorpora el paisaje natural a la ciudad.

¿Este proyecto tiene cosas en común con otros proyectos?

La Plaza San Nicolás es un párrafo dentro del discurso en construcción de OPUS - Oficina de proyectos urbanos en un proceso abierto que se va realizando poco a poco con los proyectos que están en curso y los que vendrán a futuro.

Los proyectos que estamos realizando actualmente; la renovación de la Albarrada en Mompox, la Plaza de la Libertad en Medellín, el Plan Maestro de la Ciudad Santa Barbara en Palmira con la UPB y el Edificio multipropósito de la Universidad del Norte, también en Barranquilla, entre otros, son piezas que se unen transversalmente por medio de tres temas que son los ejes estructurantes de nuestro trabajo: la búsqueda de identidad, innovación y ecoeficiencia.

Nuestro principal método de aproximación radica en hablar con las personas y observar los lugares, recogiendo la mayor cantidad de información posible. Nos esforzamos por reconocer, entender, recuperar, e incorporar los valores naturales y culturales de los lugares, atendiendo a la realidad actual y a las expectativas futuras.

Este proyecto además nos permitió expandir nuestras primeras experiencias profesionales en proyectos urbanos y de espacio público en Medellín. Somos parte de la generación que vió y participó en la tranformación urbana reciente de la ciudad, lo que nos compromete a continuar aprendiendo y aplicando estos conocimientos en otros lugares de Colombia y Latinoamerica.

¿Qué tanto y cómo se transformó el proyecto del diseño a la construcción?

El proyecto final conserva mucho de las lineas principales presentadas en el concurso. Durante el desarrollo de los diseños y la construcción, se incorporaron en la discusión otras disciplinas y técnicos, lo que indudablemente contribuyó a mejorar el proyecto. Por ejemplo, el estudio del arroyo que pasa por el sur de la plaza fue un trabajo coordinado con el ingeniero hidrosanitario, quien calculó su caudal y evaluó la sección pública presentada en conjunto con el ingeniero de suelo y el ingeniero de pavimentos. Asi mismo la propuesta final de arborización fue elaborada con los arquitecto paisajistas y los arquitectos bioclimáticos, buscando mejorar las condiciones climáticas de confort y sombra en la plaza. Otros temas, como la reubicación de ventas estacionarias, la conservación de edificios patrimoniales antes no incorporados y el manejo de las aguas superficiales de manera ecoeficiente, fueron también importantes durante la construcción y requirieron de un trabajo interdisciplinario constante.

¿Cómo y por qué eligieron los materiales?

La elección de materiales partió del análisis de las condiciones del lugar y el acompañamiento de los diferentes asesores, buscando en la industria local y nacional los de menor impacto ambiental, de larga vida util y que minimizaran el impacto del clima en la plaza. Revisamos también los avances de las empresas proveedoras seleccionando adoquines permeables para las zonas de percolación, maderas sintéticas, elementos prefabricados en concreto pigmentado, entre otros.

Constructivamente, ¿cuál fue el detalle más crítico, el más exigente de resolver?

El acompañamiento técnico del hidrosanitario y la busqueda por una manejo no convencional de las aguas superficiales en el proyecto, fue quizás lo más destacado.

Por ejemplo, durante el proceso de diseño, encontramos que un arroyo pasa por el costado sur de la plaza. Esto eventualmente pudo haber sido visto como un problema, sin embargo, quisimos ser consecuentes con nuestro discurso y hacer evidentes los procesos naturales. Decidimos entonces hacer aliviaderos que captan parcialmente el agua del arroyo conteniendola e infiltrandola directamente al terreno. Asi mismo, estudiamos su caudal para definir una sección en el espacio público que permitiera el paso del agua en tiempos de lluvia y su transito peatonal en temporadas secas. Para disminuir el caudal del arroyo, ampliamos su seccíon e incorporamos un piso rugoso en piedra de canto rodado, para generar mayor friccion en el recorrido del agua. Todas las aguas lluvias que caen en la plaza son conducidas a estanques de almacenamiento para futuros riegos, evitando de esta forma no aportar caudal adicional al arroyo.

También, y ante la necesidad de generar sombra artificalmente mientras los árboles crecen, concebimos unas pérgolas urbanas que formalmente parten del reconocimiento de las estructuras de los antiguos hangares de hidroaviones que existían al borde del río. Reinterpretamos estos elementos y los llevamos al proyecto.

¿Qué es lo que más les gusta del proyecto?

Terminado el proyecto, el tema que más nos ha sorprendido es la reactivación y el mejoramiento del entorno. El municipio y los comerciantes han realizado acuerdos y están en proceso varias iniciativas de embellecimiento y mejoramiento del lugar. Vemos que esta primera plaza empieza a detonar cambios urbanos, sociales, economicos, culturales, y es clave aprovechar su inercia para continuar con el Plan de Renovación del Centro Histórico.

¿Qué harían diferente si tuviera la oportunidad de volverlo a hacer?

Uno de los componentes que requiere mayor paciencia para poder ver la configuración del espacio tal como se espera es la arborización. Vemos conveniente que en la construcción de las próximas plazas se realice la siembre de árboles de un mayor tamaño para poder así tener un mayor equilibrio inicial entre luz y sombra.

¿Visitan el proyecto después de finalizada su construcción?

Claro, estamos muy satisfechos del trabajo realizado, de la gente que conocimos y del equipo que trabajó en los diferentes frentes. Nos interesa además hacer seguimiento de sus cambios, reconocer las nuevas dinámicas que se produzcan y analizarlas constantemente para implementar aprendizajes y mejoraras en otros proyectos.

(1) Michael Hough

Comentarios

me parece interesante la forma de intervenir la plaza, alguien sabe que programa utilizo para realizar los esquemas bioclimáticos?

No sabemos, pero podría consultar con los expertos en bioclimática que tuvo el proyecto: PVG Arquitectos

Viendo las noticias de los arroyos de Barranquilla, ¿cómo se han comportan los aliviaderos y los estanques de almacenamiento en San Nicolás?

Quedo hermosa esa plaza parece una fantasia , por favor salven la calle 30 y sus edificios , cuando vivia en barranquilla y en el bus en que hiba ( en la 30 por el mercado ) caminaba lento por la congestion del mercado , yo me entretenia mirando hacia arriba los hermosos edificios antiguos , abandonados y sucios. Y fantasiaba que el dia que fuera presidente de colombia hiba a recuperar toda esa zona y sus bellas edificaciones. Pues no fui presidente y me toco salir de barranquilla por ese desempleo tan horrible que habia en los 90 , pero siempre estoy pendiente de las noticias sobre la ciudad.

tres cosas
los arroyos no son caucen naturales y producen millones de pesos en perdidas
las palmeras, en cuanto a la arborizacion no son un buen aporte a la fitotectura de nuestra flora
los proyectos de la supuesta recupracion del centro de la ciudad de quilla son solo islas que no se articulan a la gran problematica social del centro historico de la ciuada q es lumpesco

Pensaría yo que hay que darle tiempo y la oportunidad a esta nueva plaza para crear una nueva vida.

Esat bien, bastante limpio, pero desaparecion lo mas interesante de la plaza, lo unico que quedaba vivo.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este es un espacio para la opinión y crítica constructiva. Serán eliminados aquellos comentarios que se perciben como ofensivos, que no tienen relación con el contenido a comentar o que tienen índole puramente comercial.
Al enviar éste formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom.