Adecuación Integral y Obra Nueva Casa Museo Luis Duque Gómez - Parque Arqueológico de San Agustín

Ana María Pinzón

"La hipótesis de trabajo, según la cual los verdaderos habitantes de la casa no debían ser los empleados sino las estatuas" guió la adecuación integral y obra nueva de la Casa Museo Luis Duque Gómez en el Parque Arqueológico de San Agustín.

Memoria del proyecto Arquitecto Juan Pablo Aschner

En el marco del del proyecto denominado: “Estudios Preliminares y Adecuación de los Espacios Arquitectónicos y Museográficos del parque Arqueológico de San Agustín”, se llevó a cabo, por instrucción del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), una invitación privada en el año 2006. A esa invitación se presentaron arquitectos y firmas de arquitectura que proponían diferentes aproximaciones para intervenir y completar la Casa-Museo Luis Duque Gomez y su entorno. A esta invitación a concursar atendimos planteando un proyecto de intervención que fuera respetuoso con la edificación existente y que procurara revitalizar sus espacios interiores sin perder las características estéticas y funcionales de la casa museo, originalmente construida hacia 1970.

Resultado de lo anterior se firmó en marzo de 2007 un contrato para la elaboración de un proyecto arquitectónico y técnico para la reforma y ampliación de las instalaciones –áreas administrativas y de funcionamiento- del Parque Arqueológico de San Agustín. El proyecto fue actualizado entre el año 2010 y 2011 e incluyó el diseño de una nueva zona de recepción y servicios al público y el reforzamiento de la edificación y actualización del proyecto estructural a la Norma Sismo Resistente 2010 NSR-10. La ejecución de la obra finalizó en diciembre de 2014.

Con el objeto de revitalizar los espacios que complementan y asisten la visita al parque, abordamos en primera instancia el significado cultural y la memoria histórica del lugar de modo que la propuesta espacial de intervención en las instalaciones permitiese un diálogo mas estrecho y profundo con los diferentes sitios arqueológicos y se encontrase en capacidad de aportar un sentido narrativo coherente y articulado a la vivencia del parque. En segunda instancia, atendimos a las determinantes físicas del entorno: las virtudes del paisaje inmediato y lejano, las condiciones climáticas, de asoleación, humedad, vientos e iluminación natural. En tercera instancia procuramos responder a las determinantes económicas planteadas y buscamos ser coherentes con las necesidades reales de los usuarios, investigadores y personal administrativo dentro de una política de austeridad. Es por lo anterior que procuramos respetar y salvaguardar la casa en lugar de demolerla para construir algo nuevo, buscando explotar al máximo el potencial espacial de lo construido y otorgando prelación, por razones económicas, a la adecuación y restauración de los espacios existentes sobre la proyectación de obras nuevas. Procuramos además proveer las condiciones idóneas para la conservación de las colecciones, mediante espacios para la conservación, investigación y manejo de piezas arqueológicas, y responder a la creciente exigencia de crear un museo versátil, adecuado a las necesidades actuales.

Tras analizar el estado de deterioro y distribución de la casa pudimos notar que la proporción de zonas abiertas al público en relación a zonas restringidas era inversa: el área destinada a circulaciones restringidas era excesiva y el área de servicios al parque era superior al área de servicios al público. Otro aspecto que tuvimos en cuenta es que las actividades se encontraban dispersas en áreas desiguales al interior de la casa; actividades privadas ocupaban espacios de tendencia pública. Esta distribución de los espacios privados y públicos generaba varias zonas sin uso. Adicionalmente, el acceso al patio que es el corazón de la casa estaba vetado al público y se ignoraban cualidades del entorno como el paisaje y la asoleación.

Por el número de estancias, la casa, en sintonía con las casas de la región, estaba pensada para albergar el equivalente a una enorme familia. Esto condujo a una hipótesis de trabajo según la cual los verdaderos habitantes de la casa no debían ser los empleados sino las estatuas. El proyecto se orientó hacia la restitución de la casa a sus verdaderos moradores y explotar así el potencial original de la casa para procurar una experiencia museográfica y arquitectónica didáctica y reveladora sin descuidar, por supuesto, el bienestar y comodidad de los empleados e investigadores.

En tanto que el proyecto aspiraba devenir en un plan maestro de intervenciones a desarrollar por etapas, conforme las restricciones presupuestales, otorgó prelación a las necesidades inmediatas y a los problemas urgentes de deterioro e ineficiencia.

Es importante señalar que la edificación original emulaba la conformación de las casas tradicionales de la región cafetera pero no empleaba materiales tradicionales. Por el contrario presentaba variaciones como, por ejemplo, el uso de arcos en puertas y ventanas, o el uso de concreto en barandas, vigas y columnas.

Una característica de las casas de la región cafetera es la presencia de un galpón aledaño que por lo general suple todos los espacios de servicio de la casa y de las plantaciones. Estos espacios adyacentes también sirven para realizar actividades de congregación de la familia o eventos y celebraciones sociales. Es a partir de esta particularidad tipológica tradicional que surge la idea de hacer una estructura abierta adyacente al museo en capacidad de acoger todos los servicios al público del museo bajo una cubierta a dos aguas que no se tocan y que exhiben las caracteristicas constructivas de los tejados de la región.

Consulte todos los Artículos A57 aquí

Si quiere participar en A57, consulte las instrucciones para colaboradores aquí.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este es un espacio para la opinión y crítica constructiva. Serán eliminados aquellos comentarios que se perciben como ofensivos, que no tienen relación con el contenido a comentar o que tienen índole puramente comercial.
Al enviar éste formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom.