"Queríamos en esta bienal mostrar también los proyectos integrales de otras ciudades colombianas": Gerard Martin

Al lado de la exposición de obras seleccionadas en la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, está otra que lleva el título "Ciudades colombianas en transformación". A57 habló con el curador, el sociólogo holandés Gerard Martin.

¿Por qué decidieron hacer una exposición sobre ocho ciudades colombianas?

El Ministerio de Cultura quería una exposición como contribución a la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo. Nosotros ya habíamos montado una exposición sobre Bogotá y yo también había participado en una exposición sobre Medellín, entonces surgió la idea de mostrar en la Bienal no solo Bogotá y Medellín sino también otras ciudades que están trabajando visiones más integradas de ciudad, en lugar de proyectos aislados, con coherencia sobre cómo la ciudad se tiene que interrelacionar.

¿Cuáles son, aparte de Bogotá y Medellín, las otras seis ciudades y por qué se escogieron?

Escogimos tres de manera explícita. Queríamos mostrar lo que se está haciendo en Montería con la Ronda del Sinú, porque en temas ambientales y también el impacto que tiene sobra una ciudad que esencialmente no tiene parques. Queríamos incluir los trabajos de espacio público en Santa Marta como primera fase de la recuperación del centro histórico, porque es una revolución en cuanto a cómo se ve la ciudad. Escogimos también a Barranquilla, porque está regresando al centro, que está prácticamente abandonado al no haber casi vivienda, y además las oficinas, mucho más que en Medellín o Bogotá, se movieron hacia la periferia. El centro quedó abandonado, hay edificios enteros que están desocupados, y todo el espacio público fue invadido por el sector informal. Es a la vez una crisis social, una degradación física y un abandono del patrimonio que por fin se está atacando de una manera integral tanto desde el Ministerio de Cultura como desde la Alcaldía de Barranquilla.

Las otras tres figuraban en un paquete de ciudades donde escogimos un poco al azar, porque podríamos haber incluido a Neiva, Pasto y Villavicencio, por ejemplo, pero incluimos finalmente Pereira, Manizales y Bucaramanga. Otra razón es que queríamos incluir el tema de movilidad en la exposición, y buena parte de estas ciudades están implementando o van a implementar sistemas integrados de transporte.

¿Se podría decir que se trata de un proceso que se inició en Bogotá y Medellín, y que ahora se está llevando a cabo en otras ciudades?

Es cierto, pero hay algunos aspectos adicionales. Aunque estas ciudades se inspiran, y conocen las experiencias de Bogotá y Medellín, yo creo que la diferencia es que en las otras seis ciudades los proyectos se realizan en una relación más fuerte con el gobierno nacional. Por ejemplo, todas estas ciudades están trabajando el tema de los megacolegios que, contrario a los casos de Bogotá y Medellín, son el resultado de un proyecto del Ministerio de Educación y Fonade. Es decir, que son en un 70% financiados por el gobierno nacional y vienen con un concurso nacional de arquitectura.

Lo mismo ocurre con los sistemas de transporte. Mientras Bogotá y Medellín construyeron sus sistemas desde lo local, en otras ciudades encuentras un acompañamiento más importante desde la nación, que a su vez está inspirada por lo que lograron hacer Medellín y Bogotá.

¿Recorriendo las ciudades, con quienes hablaron y cómo los recibió la gente?

Nosotros queríamos captar en esto la manera de hablar sobre las intervenciones en las ciudades mismas. Hablamos con los gestores, arquitectos e ingenieros que están trabajando en los proyectos. Decidimos no incluir la visión de los mismos ciudadanos, porque habría sido más complejo y no había tiempo, y no era en este momento el objetivo. Queríamos ver cómo hablan los que están liderando estas intervenciones, cuáles son las diferencias. Son alcaldes, secretarios de planeación, secretarios de educación, arquitectos, operadores. Todo el mundo lógicamente estaba muy interesado en hablar de lo que están haciendo. También queríamos entrevistar a la gente no en sus oficinas sino en los mismos lugares de intervención. Hicimos alrededor de 80 entrevistas en video que están en los cinco documentales que hacen parte de la exposición.

¿Cuáles son los proyectos más impactantes que encontraron?

Algo que es sorprendente por la rapidez y la calidad de la obra es la intervención del espacio público en Santa Marta. Todas las plazas han sido remodeladas e interconectadas con vías peatonales, y todo eso en seis meses. También hay una intervención muy impresionante en Manizales, en un lugar muy cerca de la catedral, que es el macroroyecto San José. Es realizado en conjunto con la nación y pretende renovar un sector aledaño al centro. Una intervención grande que a la vez implica sacar gente de una zona verde y transformarla en parque, demoler unas veinte manzanas para construir vivienda social en altura, y también el rescate de algunas edificaciones patrimoniales. Hay un mercado lindísimo que van a restaurar y reorganizar, y cerraron la vieja terminal de transporte para reemplazarla con una nueva en la periferia de la ciudad. Es interesante ver la integralidad de toda esta operación aunque está apenas empezando.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este es un espacio para la opinión y crítica constructiva. Serán eliminados aquellos comentarios que se perciben como ofensivos, que no tienen relación con el contenido a comentar o que tienen índole puramente comercial.
Al enviar éste formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom.